Venta al por mayor Replica Watch Blancpain y el proyecto Gombessa IV Genesis

Desde la presentación del Fifty Fathoms, el primer reloj moderno de buceo, en 1953, el compromiso de Blancpain con el mundo submarino se ha visto reflejado en su deseo de contribuir al conocimiento y conservación de este fascinante universo. Por ello, la marca promueve un gran número de actividades científicas significativas, incluyendo el Proyecto Gombessa, liderado por Laurent Ballesta, que ya han dado lugar a tres grandes expediciones.

De la relación entre Blancpain Zolder 2015 Réplica y el proyecto Gombessa hemos hablado en varias ocasiones, aunque la primera de ella se remonta a un artículo que publicamos hace cuatro años: Blancpain: 60 aniversario del Fifty Fathoms y el proyecto Gombessa. Esta primera expedición supuso redescubrir al celacanto, extraño pez que se creía extinguido desde hace millones de años.

Laurent Ballesta

Laurent Ballesta

En el marco de la expedición Gombessa II, en 2014, el equipo de Laurent Ballesta viajó al paso sur del atolón de Fakarava, en la Polinesia Francesa, con el fin de estudiar la reproducción anual de los meros disfrazados. Durante aquella expedición, los investigadores se sorprendieron al detectar una densidad inusual de tiburones grises de arrecife de hasta 700 ejemplares, la mayor densidad de esta especie nunca observada. El equipo también se sorprendió al contemplar su comportamiento de caza, que parecía estar coordinado.

Para desarrollar estas observaciones y entender mejor la ecología y comportamiento de los tiburones grises de arrecife, Blancpain decidió realizar una donación adicional a Ballesta y su equipo de 250.000 euros, vinculada a la primera edición limitada del reloj Blancpain Fifty Fathoms Bathyscaphe Ocean Commitment. La mitad de la donación financió el proyecto intermedio Gombessa IV Genesis, que tuvo lugar en junio-julio de 2016, y permitió el desarrollo y validación de innovadores protocolos científicos y técnicas de observación. La segunda mitad de la donación, junto con una financiación completa de la expedición financió el programa habitual Blancpain Ocean Commitment, que actualmente se utiliza en la mayor expedición Gombessa hasta la fecha, Gombessa IV.

Blancpain Fifty Fathoms Bathyscaphe Ocean Commitment

Blancpain Fifty Fathoms Bathyscaphe Ocean Commitment

Mientras tanto, y con motivo del Día Mundial de los Océanos, Blancpain nos invita a descubrir el exclusivo film de 26 minutos de duración, Gombessa IV Genesis, con imágenes únicas de la actividad nocturna de los tiburones durante este excepcional encuentro que reúne a 18.000 meros, 700 tiburones grises de arrecife, y un grupo de buceadores e investigadores. Cierto, pocos relojes aparecen en esta película, pero su belleza hace que os recomendemos su visionado.

Twittear Compartir Compartir

Sobre el Autor

Xavier Llopart

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta Cancelar Respuesta

  • ¡Recibe nuestros boletines!

    Una vez al mes recopilamos los mejores artículos de Watch-test.com en un único email, para que no te pierdas lo más importante. ¿Quieres recibirlo en tu buzón?.

    Suscríbete:



    Acepto las condiciones legales: Leer.
  • ¡ÚNETE AL CLUB EXCLUSIVO!

    Relojes Femeninos

  • DESCARGAS DE EBOOKS

    Descargas

Copyright Watch-test & EJX Webpress © 2017 ®

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.

Consentimiento para tratar datos personales EJX WEBPRESS SL es el Responsable del tratamiento de los datos personales del usuario y le informa que estos datos serán tratados de conformidad con lo dispuesto en las normativas vigentes en protección de datos personales, el Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016 (GDPR) y la Ley Orgánica (ES) 15/1999 de 13 de diciembre (LOPD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento: Fin del tratamiento: Suscripción al boletín de noticias. Criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener la suscripción al boletín de noticias. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos que asisten al usuario: Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.agpd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente. Datos de contacto para ejercer sus derechos: jcolome@watch-test.com.

Esta web utiliza la cookie _ga propiedad de Google Analytics, persistente durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.ACEPTARMás información
Sin embargo, la Revolución Francesa y posterior anexión de Suiza por parte de Francia en 1798 supuso un freno para la marcha de la compañía –y del desarrollo de la zona en general-, pues muchos de los jóvenes tuvieron que alistarse. Sin embargo, en ningún momento Blancpain 2850b-1130a-64b Réplica dejó de producir relojes, y a su vuelta de las Guerras Napoleónicas en 1815, Frédéric-Louis Blancpain, hijo mayor de David-Louis, impulsó una renovación de la firma para que pudiera hacer frente a una mayor demanda. Con la introducción de nuevas herramientas y la realización de sus propios movimientos base (entre los que cabe destacar la introducción de los calibres planos para sus relojes Lépine), Blancpain ponía las bases para convertirse en uno de los nombres fundamentales de la historia de la relojería suiza durante los siguientes siglos.En 1830, Frédéric-Louis, cuya salud había quedado muy debilitada a causa del conflicto bélico, pasó el relevo de la empresa su hijo Frédéric-Emile, de sólo 19 años. Fue entonces cuando ésta pasó a denominarse “E. Blancpain” (Frédéric utilizaba su segundo nombre para evitar confusiones con su padre).Frédéric-Emile fue una figura importante en el desarrollo de Blancpain; además de impulsar su transformación –sobre todo, introduciendo un sistema moderno de producción en cadena que implicaba una mayor especialización de los artesanos- también participó activamente en la renovación técnica de la casa, por ejemplo, como introductor del escape de áncora, sistema usado, aún hoy, en la mayoría de relojes mecánicos. Después de la muerte de Frédéric-Emile en 1857, sus hijos Jules-Emile, Nestor y Paul-Alcide pasaron a ser socios de la compañía, que se transformó “E. Blancpain et fils”.Era tiempo de cambios en la relojería suiza, la cual, aunque seguía produciéndose mayoritariamente en las granjas de la zona, empezaba a experimentar un incipiente proceso de industrialización, y el aumento de la competencia y la consecuente caída de los precios hacían presagiar una revolución en el sector, que vio como en pocos años desaparecía la mayor parte de las manufacturas relojeras de Villeret. Si Blancpain pudo sobrevivir a la criba fue gracias a la acertada decisión de Jules-Emile de especializarse en relojes de alta gama con escape de áncora.