Swiss 7750 Valjoux La relación matemática de Lange La más alta calificación

A. Lange und Sohne

Tiene una presencia inequívocamente Lange, lo que le hace competir en una liga distinta al común de los medidores de tiempos cortos. Es casi más importante la gran fecha que el propio cronógrafo, pero no deja de ser un crono con todas las de la ley, con función flyback y una particularidad: minutos saltantes para una medida exacta. Lo mejor es hacer funcionar el cronógrafo mirando el reverso para poder disfrutar el calibre que es, como siempre, una delicia.El hermano mayor del Up/Down la verdad es que lo tiene todo. Al cronógrafo flyback del que acabamos de hablar se une un calendario perpetuo con fases lunares, además de la indicación de reserva de marcha.El calendario perpetuo está construido de tal manera que sólo necesita ajustar un día en el año 2100. El avance (en el caso de que se parara el reloj por fata de uso) se pueden realizar con un único pulsador a las 10 horas, o individualmente con los pulsadores encastrados.Este año la caja, de 41 mm, se presenta en oro blanco y esfera en gris, para mi gusto más elegante aún que el ya existente en oro rosa y esfera plateada. Esta es su Ficha Técnica Completa, y su precio es de 119.000 euros.Sin duda el plato fuerte de la presentación fue esta nueva versión del Zeitwerk Repetición de minutos. La novedad consiste en que la repetición se hace con los intervalos de 10 minutos, no de cuarto de hora. Eso hace la función más armoniosa, porque suena más veces el doble tono de los diez minutos y menos el de los minutos, que es un solo tono.

Cuando pronunciamos su nombre simple y sencillamente nos cuesta trabajo: A. Lange & Söhne, al igual que aprender el idioma alemán, las matemáticas son para unos cuantos, y para los otros un reto que implica dedicación y máxima atención a una disciplina que es tan necesaria como imprescindible; las matemáticas se encuentran en todo, y basados en esta ciencia podemos encontrar respuestas a la totalidad de nuestras preguntas, es decir, hasta el amor puede explicarse a partir de alguna ecuación matemática.

   

Y llegamos a la esfera principal, un estrato por debajo del realce, y que en su diámetro exterior alberga los numerales arábigos ubicados en las posiciones horarias, parcialmente recortados por los diales subsidiarios de la esfera y la apertura practicada para el tourbillon. El centro de la esfera concentra los ejes de las agujas de horas y minutos, en acero pavonado, así como las correspondientes al contador de segundos del cronógrafo – también en acero pavonado – y, finalmente, la aguja de la rattrapante en acero dorado, estas dos últimas distinguidas por un contrapeso esqueletizado en forma de rombo asimétrico.Describamos ahora las indicaciones albergadas en cada uno de los diales subsidiarios, todos ellos en bajo relieve, formando un tercer nivel, respecto de la esfera principal. Cada uno de estos subdiales acoge dos lecturas con escalas concéntricas, de manera que la interior está ligeramente por debajo de la exterior (cuarto nivel de estratificación). Todas las agujas de estos diales son de oro rodinizado, a excepción de la correspondiente al contador de 30 minutos del cronógrafo que, para mantener la homogeneidad y facilitar la lectura, repite el acero pavonado de la trotadora central de los segundos.

La relojería, como parte de las disciplinas mecánicas, hace uso de esta especialidad para la medición de sus componentes, la aproximación a las cualidades reales naturales que experimentará el reloj y la viscosidad de cada uno de los aceites empleados al interior del mecanismo. La relojería está llena de números, y es así como hace más de 200 años, El Salón de las Matemáticas y la Física sentó las bases para que en 1845, Ferdinand A. Lange estableciera su Manufactura en las montañas de Glashütte, y con él, el nacimiento de la relojería sajona.

Hoy en día, A. Lange & Söhne ha extendido su brazo al museo con el fin de preservar la historia de esta ciencia, su evolución y la de Europa en general, que vio en este espacio, una sede de investigación y desarrollo para el bien común de la humanidad. Relojes de pie, de pulso, un autómata, dos relojes Lange de bolsillo, de los cuales destaca el Grande Complication de 1902 con el número de serie 42500, que fue recuperado 100 años después de su creación, exhiben la expertise relojera de sajonia, que hoy se reaviva con el Grand Complicaction de pulsera, presentado este año.