Legalidad De Comprar IWC Big Pilot Edición “Le Petit Prince” Para hombres reloj de réplica

Pero toda regla tiene una excepción y en el caso de IWC se llama Portugués, o Portugieser, como prefieren denominarlo ahora en Schaffhausen para unificar su nombre en todo el mundo. Hace dos años, fue el turno de actualizar la línea. El catálogo de la colección fue modificado al completo. El único Iwc S Klasse Réplica que no fue modificado ni en un mínimo detalle fue la referencia 3714. Porque en Schaffhausen son inflexibles con su política, pero no tienen un pelo de tontos y cambiar el popularmente conocido como Portugués Cronógrafo hubiera sido un error comercial de los que merecen aparecer en los libros de texto. Curiosamente, no es un modelo demasiado antiguo (fue lanzado a comienzos de los noventa), pero se ha convertido en el buque insignia de la marca gracias a su acertado diseño, caracterizado por la ausencia de bisel y una enorme esfera que permite hacer uso del cronógrafo con total exactitud. Además, el precio no se dispara al equipar aún movimientos no manufactura. Para los que prefieran salirse un poco de la norma, IWC acaba de presentar la versión Classic con movimiento manufactura.Es habitual que las firmas relojeras hagan homenajes a sus más importantes personalidades como mejor modo de reforzar su parte histórica. Lo que no es tan normal es que este tipo de piezas conmemorativas se realicen a personas vivas tal como hizo IWC en 2007 con Kurt Klaus. Este carismático relojero comenzó a trabajar en IWC en 1957. En 1985 fue el creador del calendario perpetuo del Da Vinci, un hito en la historia de la marca al abanderar el resurgir de la relojería mecánica de IWC. Fue el inicio de una ambiciosa política de la firma para devolverla su carácter de manufactura, pero sólo un primer paso: la creación de Klaus se limitaba a un módulo aplicado en el conocido calibre 7750. Otro movimiento que ha marcado la reciente trayectoria de IWC, y este sí manufacturado por la compañía, es el 50000, estrenado en el Gran Reloj de Aviador y caracterizado por su gran diámetro y reserva de marcha de siete días.

Todo apunta a que el personaje creado por Antoine de Saint-Exupéry está dispuesto a sustituirle en su protagonismo para las Ediciones Especiales que, históricamente, la manufactura de Schaffhausen le ha dedicado dentro de su colección de relojes Pilot. La nueva saga de estos guardatiempos se iniciaba en 2013 durante la celebración de la que supondría la primera edición del salón asiático Watches & Wonders con los modelos Gran Reloj de Aviador Calendario Perpetuo y el Reloj de Aviador Mark XVII. A estas piezas se les añadía a principios de verano, el tercer componente que respondía al Reloj de Aviador Cronógrafo.

IWC LE PETIT PRINCEAsí pues, el guardatiempos que nos ocupa es el que se sumará como cuarto integrante de las Ediciones Limitadas dedicadas a la más famosa de las obras de Saint-Exupéry y no es otro que el archiconocido e icónico modelo dentro de la Colección de Relojes de Aviador de IWC, Big Pilot. Una vez más, y como ya sucedía con las piezas anteriores, la manufactura toma como base el modelo de producción regular para imprimirle una serie de rasgos que lo distingan como Edición Limitada. El primero de los elementos diferenciadores es el común a todas las piezas de la Edición “Le Petit Prince” y consiste en el color azul nocturno de su dial.

IWC LE PETIT PRINCEComo sucede también en los otros modelos, la segunda seña de identidad de este Big Pilot deberemos buscarla en el fondo de la caja, donde encontraremos el medallón central grabado con un dibujo del protagonista e inspiración de esta serie acompañado de la leyenda “IWC · LE PETIT PRINCE · ONE OUT OF 1000” en referencia a las 1.000 piezas que integran esta Edición Limitada.

Nada que no sepáis ya sobre el resto de características de este Big Pilot Edición “Le Petit Prince”. Caja de acero con sus generosos 46 mm de diámetro por 16 mm de espesor, acompañada de la característica corona cónica y estriada y con un valor de estanqueidad de 6 bar. En cuanto a las indicaciones, las implementadas en la esfera gracias al calibre de remonte automático 5111 con sus espectaculares 7 días de reserva de marcha, responden a horas, minutos y segundero central, acompañados de un indicador de reserva de marcha por aguja en dial subsidiario a las 3 y de un fechador por ventanilla a las 6. La correa, como es habitual en la Colección Pilot de IWC, de piel de becerro con los habituales remaches en la zona de las asas.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.