A. Lange & Söhne Lange 31 El alemán con superpoderes

¿Por qué su nombre?

Si para usted no resulta tan lógico, es porque no ha pensado en la duración máxima de un mes del calendario. Sí, hablamos de un reloj que posee un mecanismo ingenioso que conecta al tren con el barrilete para suministrar energía de manera constante, así como un torque uniforme para liberar la cantidad de energía necesaria de forma homogénea en todo momento.

Fuente de energía

Un barrilete doble incorpora dos muelles de 185 cm de largo, los cuales estarán a cargo de contener y liberar la energía al mecanismo de fuerza constante y al tren de engranaje, que a su vez conecta con el escape haciendo que la magia cobre vida.

Este mecanismo entre el doble barrilete y el escape, ejerce de cuerda intermedia que cada 10 segundos proporciona la misma cantidad de energía al escape y al órgano regulador, y hace que el volante oscile en consecuencia siempre con la misma amplitud. El resultado no es otro que la más alta precisión desde el día 1º hasta el 31, que es cuando un dispositivo de parada detiene el mecanismo del reloj.

Este sistema funciona gracias a un disco curvado triangular sujeto al árbol de la rueda del segundero, que dirige el mecanismo a través de una palanca giratoria de delicada construcción. La espiral de la cuerda intermedia se carga cada 10 segundos con nueva energía. Mientras que para tensar los poderosos muelles, se utiliza una llave separada que se inserta en una entalladura del fondo de cristal de zafiro con la ayuda de un dispositivo cuadrangular. Entre sus particularidades técnicas, cabe citar un piñón libre integrado destinado a un movimiento de la cuerda y un limitador del par de fuerzas que impide un tensado excesivo de las cuerdas.

Lo tuvimos en nuestras manos, gracias a un reciente viaje que el equipo directivo de la marca para nuestra región tuvo a bien realizar a México. A primera vista el dial es impactante, pues se extiende de manera imponente hasta completar los 45.9 mm de diámetro de su caja de oro blanco.

Finalmente, la correa montada en esta versión Handwerkskunst es de piel de aligátor gris azulado, con pespunte gris y hebilla desplegable de Lange en oro blanco.Se trata de una tapa manufacturada en oro blanco y unida mediante bisagras a la trasera del reloj para la protección del fondo de cristal de zafiro. El medallón central realizado utilizando la técnica del grabado tremblage en relieve, es una representación de la diosa Luna de la mitología antigua con los atributos que la caracterizan: un velo ondeando, una diadema de media luna y una antorcha cuya finalidad es la de iluminar la noche. El resto de la tapa está ocupado por un relieve esmaltado en azul con motivos de nubes y estrellas.El 1815 Rattrapante Perpetual Calendar Handwerkskunst es el primer reloj de Lange que aúna el grabado y el esmaltado en la esfera.

La patente estará disponible en Edición Limitada a 100 ejemplares para todo el mundo, una pieza que se ofrece en 45.9 mm de diámetro con caja de oro blanco y carátula antracita, conjunto estético desarrollado con modestia, ya que a simple vista no se observa la magnificencia de esta pieza, solo una reserva de marcha justificada a las 3 horas exhibe las 744 horas de poder y precisión continuos. Como es tradición en Lange, el fechador se exhibe con una doble ventana, ajustado a las 9:30 horas.

La realización del mecanismo en filigrana en las dimensiones de un calibre de reloj de pulsera, supone los más elevados conocimientos y las más altas exigencias en destreza, por lo que hoy se utiliza mucho menos que el tourbillon. No obstante, en un reloj de pulsera, es mucho más efectivo. En efecto, suprime el inconveniente de la distensión del muelle, la inevitable pérdida del par de fuerzas, utilizando inteligentemente la ley de la palanca.El accionamiento por cadena y caracol compensa la fuerza del muelle que se va perdiendo y mantiene constante el par de fuerzas efectivo durante toda la duración de la marcha. Para ello, consta de dos componentes que se hacen cargo de lo que normalmente se encarga solo el barrilete, estos dos componentes son el barrilete y el caracol cónico, que están unidos por una cadena que, en el caso del Tourbograph Perpetual está formada por un total de 636 elementos.Por uno de sus extremos, esta cadena, está unida a la zona más ancha del caracol (su base) y por el otro extremo a la superficie exterior del barrilete. En el cono del caracol va entallada una ranura que, al igual que el camino en espiral que conduce a la cima de una montaña, lleva hasta la parte más estrecha del caracol. Cuando el reloj tiene toda la cuerda dada, la cadena se desenrolla por la parte exterior del barrilete y se coloca alrededor del caracol hasta que, a modo de símil, ha alcanzado la cima de la montaña. El radio del caracol, es decir la palanca, es pequeño en este punto, el par de fuerzas del muelle por el contrario es grande. Cuanto más se destensa el muelle más pequeña es su fuerza. Sin embargo, al desenrollarse la cadena del caracol, la palanca, es decir el radio del caracol, se va haciendo cada vez mayor exactamente en la misma medida que la fuerza del muelle disminuye. El par de fuerzas en el eje del caracol permanece constante y de este modo la amplitud del volante también permanece constante.

Por último, el fondo de la caja está hecho de cristal de zafiro, con la finalidad de que el coleccionista pueda admirar y presumir el mecanismo y el ingenioso sistema de fuerza constante visible de manera espectacular, gracias a los acabados artesanales que la marca imprime en todos y cada uno de sus calibres.

Este 1815 representa la sexta ocasión en la que la manufactura otorga el apelativo Handwerkskunst a una de sus creaciones que, esta vez, se producirá en una edición limitada a 20 piezas. Así pues, si partimos de un reloj de manufactura impecable y una mecánica ciertamente excepcional, ¿cómo ha conseguido Lange crear una versión de este merecedora del término Handwerkskunst?. La respuesta es de esperar y consiste en un despliegue de trabajos artesanales que van desde el grabado tremblage hasta el esmaltado. Pero vayamos por partes y veámoslo de manera detallada.Como ya os he anticipado, el 1815 Rattrapante Perpetual Calendar Handwerkskunst toma como referencia el modelo lanzado como novedad en el año 2013. Las dos referencias iniciales, que hasta la fecha se han mantenido inamovibles, respondían a las versiones en caja de oro rojo (421.032) y de platino (421.025). En ambos casos, las dimensiones eran de 41,9 mm de diámetro por 14,7 mm de altura, realmente contenidas teniendo en cuenta el número de indicaciones y complicaciones albergadas.Siguiendo con la caja, la versión Handwerkskunst objeto de este artículo toma el oro blanco como material de construcción a la vez que mantiene los 41,9 mm de diámetro. No sucede lo mismo con la altura siendo el motivo más que obvio: la inclusión de la tapa en la trasera del reloj que hace que la altura se incremente en 1,1 mm para llegar a los 15,8 mm finales. Esta tapa trasera está unida a la caja mediante bisagras, manufacturada en oro blanco esmaltado en azul con grabado tremblage y en relieve.
Este 1815 representa la sexta ocasión en la que la manufactura otorga el apelativo Handwerkskunst a una de sus creaciones que, esta vez, se producirá en una edición limitada a 20 piezas. Así pues, si partimos de un reloj de manufactura impecable y una mecánica ciertamente excepcional, ¿cómo ha conseguido Lange crear una versión de este merecedora del término Handwerkskunst?. La respuesta es de esperar y consiste en un despliegue de trabajos artesanales que van desde el grabado tremblage hasta el esmaltado. Pero vayamos por partes y veámoslo de manera detallada.Como ya os he anticipado, el 1815 Rattrapante Perpetual Calendar Handwerkskunst toma como referencia el modelo lanzado como novedad en el año 2013. Las dos referencias iniciales, que hasta la fecha se han mantenido inamovibles, respondían a las versiones en caja de oro rojo (421.032) y de platino (421.025). En ambos casos, las dimensiones eran de 41,9 mm de diámetro por 14,7 mm de altura, realmente contenidas teniendo en cuenta el número de indicaciones y complicaciones albergadas.Siguiendo con la caja, la versión Handwerkskunst objeto de este artículo toma el oro blanco como material de construcción a la vez que mantiene los 41,9 mm de diámetro. No sucede lo mismo con la altura siendo el motivo más que obvio: la inclusión de la tapa en la trasera del reloj que hace que la altura se incremente en 1,1 mm para llegar a los 15,8 mm finales. Esta tapa trasera está unida a la caja mediante bisagras, manufacturada en oro blanco esmaltado en azul con grabado tremblage y en relieve.
Hoy en día y después de tres décadas de su renacimiento, A Lange Sohne Watches Price Réplica es, sin lugar a dudas y por méritos propios, una de las manufacturas más apreciadas por los aficionados y coleccionistas en el mundo de la alta Alta Relojería con cinco colecciones como pilares: Lange 1, Zeitwerk, Saxonia, 1815 y Richard Lange.El SIHH de 2013 fue el escenario escogido por A. Lange & Söhne para la presentación de la que, hasta la fecha, supone una de sus piezas más importantes: el Grand Complication. De todas las bondades y excelencias de este espectacular guardatiempos podéis informaros en este artículo. Su lanzamiento, limitado a unas hiperexclusivas seis unidades, pudo eclipsar en cierto modo otra de las grandes presentaciones de la manufactura germana de ese mismo año y en ese mismo salón: el 1815 Rattrapante Perpetual Calendar. No obstante y ya por aquel entonces este último fue merecedor de dos de los galardones más importantes otorgados en el GPHG 2013. Nada más y nada menos que los correspondientes a las categorías de Grandes Complicaciones y Premio del Público.Obviamente, y como en el caso del Grand Complication, el 1815 Rattrapante Perpetual Calendar fue objeto de un detallado análisis en uno de nuestros artículos (podéis leerlo aquí). Pero, por lo visto, Lange no tuvo suficiente con crear una pieza sublime, tenía que llevar las cosas al límite, rozando la perfección (y digo rozando porque, según los entendidos en muchas materias, la perfección no existe) para presentar el guardatiempos que hoy os hacemos llegar: el 1815 Rattrapante Perpetual Calendar Handwerkskunst. Dicho de otro modo, la quintaesencia de la Alta Relojería según Lange.
Este 1815 representa la sexta ocasión en la que la manufactura otorga el apelativo Handwerkskunst a una de sus creaciones que, esta vez, se producirá en una edición limitada a 20 piezas. Así pues, si partimos de un reloj de manufactura impecable y una mecánica ciertamente excepcional, ¿cómo ha conseguido Lange crear una versión de este merecedora del término Handwerkskunst?. La respuesta es de esperar y consiste en un despliegue de trabajos artesanales que van desde el grabado tremblage hasta el esmaltado. Pero vayamos por partes y veámoslo de manera detallada.Como ya os he anticipado, el 1815 Rattrapante Perpetual Calendar Handwerkskunst toma como referencia el modelo lanzado como novedad en el año 2013. Las dos referencias iniciales, que hasta la fecha se han mantenido inamovibles, respondían a las versiones en caja de oro rojo (421.032) y de platino (421.025). En ambos casos, las dimensiones eran de 41,9 mm de diámetro por 14,7 mm de altura, realmente contenidas teniendo en cuenta el número de indicaciones y complicaciones albergadas.Siguiendo con la caja, la versión Handwerkskunst objeto de este artículo toma el oro blanco como material de construcción a la vez que mantiene los 41,9 mm de diámetro. No sucede lo mismo con la altura siendo el motivo más que obvio: la inclusión de la tapa en la trasera del reloj que hace que la altura se incremente en 1,1 mm para llegar a los 15,8 mm finales. Esta tapa trasera está unida a la caja mediante bisagras, manufacturada en oro blanco esmaltado en azul con grabado tremblage y en relieve.