Donde Comprar IWC Ingenieur Chronograph Racer. Replica 1: 1

En 1935 sale el modelo Mark IX, su primer Iwc Vinos Réplica de aviador que iniciaría una saga que iría hasta el Mark XVI actual. IWC, junto a A. Lange & Söhne, Stowa, Laco y Wempe sería una de las 5 firmas que harían los «B-Uhr» o relojes de observador para los pilotos de la Luftwaffe alemana en la Segunda Guerra Mundial.En 1955 la firma hace su primer mecanismo de carga automática, que lo montaría en el nuevo modelo Ingenieur. De éste reloj derivaría la serie Aquatimer en 1967.IWC participó en la creación del Beta 21, el primer reloj de cuarzo suizo, en 1969. Sin embargo, como toda la industria relojera suiza, IWC entraría en crisis en los años ’70, cuando los relojes japoneses, y los digitales electrónicos conquistaron el mercado. La firma, que había permanecido casi 100 añós en manos familiares, fue adquirida en 1978 por VDO, recuperando su nombre original, International Watch Company.De 1984 data la serie Portofino y 1985 data la serie Da Vinci, de relojes con varias complicaciones, entre las que hay relojes con Rattrapante o Tourbillon.En 1991, junto con Jaeger-LeCoultre y A. Lange & Söhne forman un grupo, LMH, con sede en Schaffhausen y 1.440 empleados. El grupo fue adquirido por 2.800 millones de francos suizos en el año 2000 por el grupo Richemont.

Abordaremos en este artículo el segundo guardatiempos de la Serie Racing perteneciente a la nueva Colección Ingenieur de la manufactura de Schaffhausen. De hecho, el Ingenieur Chronograph Racer, responde a una modificación sobre la combinación en la cromatografía del dial de otro de los nuevos modelos de esta colección. Más concretamente de una variación realizada sobre el único de los componentes de la Serie Heritage: el Ingenieur Chronograph Silberpfeil.

El resto de parámetros son idénticos para ambos guardatiempos y es por este motivo que no me extenderé en este artículo más allá de enumerar sus características principales. Para aquellos que deseéis profundizar más sobre las peculiaridades de este modelo, podéis acceder al link sobre el artículo dedicado al Silberpfeil que tenéis en el párrafo anterior.

De izquierda a derecha: IW378507 – IW378508 – IW378509 – IW378510

El nuevo Ingenieur Chronograph Racer se fabricará en dos referencias distintas, en función de los colores aplicados al dial, que se convertirán en cuatro dada la posibilidad de montar bien una correa de caucho, bien un armis de acero en cada una de las versiones.

Izquierda: dial para las referencias IW378507 e IW378508. Derecha: dial para las referencias IW378509 e IW378510.

La caja de acero fino tiene las ya conocidas, y nada contenidas, dimensiones de 45 mm de diámetro con 14,5 de altura ofreciendo un valor de estanqueidad de 12 bar (120 metros). El calibre albergado es el cronógrafo flyback manufactura de remonte automático 89361 con una frecuencia de oscilación del volante de 28.800 alternancias por hora ofreciendo un valor de reserva de marcha de 68 horas.

Las indicaciones que el calibre 89361 permite implementar en el dial son horas, minutos y trotadora del crono centrales, pequeño segundero del movimiento base en dial subsidiario a las 6 incluyendo a la vez la indicación de fecha por ventanilla, y los contadores de horas y minutos del crono reunidos en subdial a las 12 permitiendo realizar la lectura como si de la hora normal se tratara.

Las referencias de las cuales os hablaba anteriormente y sobre las que se basan las distintas versiones de esta pieza son la IW378507 e IW378508 para el dial en color pizarra, montando correa de caucho recubierta de tela para la primera y armis de acero para la segunda; y la IW378509 e IW378510 correspondientes al dial en color plata y con las mismas posibles combinaciones en cuanto a correa y brazalete metálico. También el fondo de la caja del Chronograph Racer coincide con la del Silberpfeil y es de arquitectura ciega con el mismo grabado.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.