Bell & Ross Vintage Garde-Côtes, en homenaje a quienes salvan vidas… La más alta calificación

Uno de los empleos más complejos y peligrosos del planeta es el de rescatista, y es que sólo un loco pensaría en adentrarse en un ambiente poco favorable para arriesgar su vida con la misión de salvar otra, la de un desconocido, quizás.

Bell-Ross-Vintage-Garde-Cotes-7 Bell-Ross-Vintage-Garde-Cotes-8 Bell-Ross-Vintage-Garde-Cotes-6

 

Un acto de heroísmo equiparable a quienes se enfrentan a incendios o terremotos, y que por ello deben ser reconocidos. Este año Bell & Ross rinde homenaje a los profesionales de salvamento marítimo, a los pilotos de helicóptero y a los buzos que apoyan en misiones de rescate a través de dos relojes de Edición Especial.

Vintage Garde-Côtes 

De inicio contamos con un tres manecillas con fechador, que además está dotado de bisel giratorio bidireccional, una característica esencial para los buceadores profesionales. Esta pieza está desarrollada en caja de acero inoxidable con extensión de 41 mm de diámetro. Al interior late el calibre BR-CAL.302 de remonte automático, mientras que estéticamente goza de una carátula gris que destaca por un anillo naranja, y se abraza al pulso por medio de una correa de caucho negro de alta resistencia o, si lo prefiere, brazalete de acero inoxidable.

La segunda pieza está enfocada a los rescatistas que permanecen en el helicóptero realizando maniobras que faciliten la tarea de quienes descienden en un ambiente inhóspito.

El BR V2-94 también está disponible con correa de piel y con brazalete. El primer tiene un precio de 3.900 euros, mientras que con el metal el precio sube hasta los 4.200 euros. De hecho ese el único punto flaco que le veo al reloj, y no pequeño: por 100 euros más ya tienes un Omega Speedmaster Moonwatch (con piel o brazalete), y esa competencia es casi imbatible.Por cierto que tanto la correa como el brazalete de los tres BR Vintage son muy cómodos. El cierre desplegable está perfectamente ejecutado y la hebilla de hebijón tiene el Et de la marca para rematar el aspecto retro del reloj. Por último, el brazalete tiene los eslabones más finos y se adapta mucho mejor a la muñeca. Además en el cierre tiene regulación para poder encontrar mejor la medida más adecuada.Los BR Vintage estarán disponibles entre julio y agosto, tanto en la boutique online de la marca como en los puntos de venta autorizados. Más información en Bell&Ross.es.Todo empezó en 1992 cuando un equipo de diseñadores y especialistas en instrumentación de a bordo para el sector aeronáutico se unieron entorno a un proyecto: crear relojes perfectamente adaptados al uso profesional. Los primeros relojes Bell & Ross Quartz Watch Instructions Réplica fueron diseñados por Bruno Belamich y Carlos Rosillo, los fundadores de la firma, y fueron fabricados por la relojera alemana Sinn. Lo que pretendían era asentarse en la gran tradición relojera suiza respondiendo al mismo tiempo a las necesidades de los hombres que se enfrentan a situaciones extremas. Su modelo más icónico es el Bell & Ross BR-01 gracias a su caja cuadrada de grandes dimensiones y legibilidad inmejorable, inspirado en los instrumentos de navegación que los pilotos de aviación encuentran en su copkit.

Un cronógrafo de calibre mecánico automático (BR-CAL.301), está enfocado a medir el tiempo de manera confiable, pues se sabe que en una tarea de rescate cada segundo es trascendental. La caja mide 41 mm de diámetro, está hecha en acero pulido y satinado, mientras que el bisel está graduado con una escala de pulsómetro, ideal para verificar los signos vitales de un ser humano.

La carátula es color gris y destaca por un anillo naranja. Índices y agujas están recubiertas por un tratamiento luminiscente y se abraza al pulso mediante un brazalete de acero inoxidable o correa de caucho de alta resistencia.

Bell-Ross-Vintage-Garde-Cotes-1 FACE_BRV-92_Garde-Cotes_tropic.png-1600