Los aviones vintage inspiran esta colección de Bell & Ross, previo a Baselworld 2018 Réplica

Cuando entrevisté por primera vez a Carlos Rosillo, CEO de Bell & Ross, me quedó el mensaje claro: la inspiración de sus relojes responde a la aviación. En primera instancia, a los instrumentos de a bordo, para ser precisos.

Y es que el deseo de volar es universal. Esencialmente ningún ser humano estaría a disgusto en convertirse en piloto, sea militar o comercial. A menos de que le tenga pánico a las turbulencias. Sin embargo, los aviones, el cielo, la libertad de volar como un ave es un deseo inherente a la existencia de nuestra raza.

Este 2018, con Baselworld a la vuelta de la esquina. Bell & Ross buscará apelar al corazón de sus coleccionistas y a la atemoralidad de una línea vintage que tantas satisfacciones le ha entregado.

Heritage

Bajo esta colección, presentada en 2009, las piezas inspiradas en la aviación se llaman BR Heritage, y el capítulo más reciente es el de los BR V2-92 y BR V2-94 Steel Heritage.

Desarrollado en configuración de tres manecillas con fechador y mecanismo de cronógrafo mecánico automático. Este emblemático diseño recurre a las máximas de la relojería de los años 60: máxima legibilidad y tratamiento luminiscente en color beige, a fin de dar el acento a lo retro. Su estructura es de acero pulido y satinado, mientras que en el crono los pulsadores cuentan con rosca, lo mismo que la corona, a fin de garantizar la hermeticidad de la caja. Ambos se ofrecen en tamaño de 41 mm de diámetro.

En el BR V1-92 la caja está satinada, de manera que toda la atención va a la esfera. Está perfectamente equilibrada porque la fecha, siempre presente en los relojes de Bell & Ross, pasa desapercibida hasta el momento en que la buscas. Ello es gracias a su forma circular y sobre todo a que el fondo está pintado en el mismo negro que el resto de la esfera. En esto la verdad es que B&R es un ejemplo: ya que el mercado te demanda una fecha, haz lo posible por integrarla de la forma más grácil posible. Y eso hacen.Al lado de los demás modelos de la casa este BR V1-92 es posible que llame menos la atención, pero a mí no me extrañaría que poco a poco coja fuerza comercial. Es un modelo equilibrado y muy atractivo en su sencillez. Tiene un precio de 1.990 euros.La segunda derivada de los BR Vintage es este BR V2-92. Es sin duda un modelo más polifacético porque, aunque su inspiración en los relojes de piloto es obvia y por tanto cae más del lado informal, su altura comedida y la buena presencia de la esfera le sirven de salvoconducto para los días de oficina. Además las nuevas asas, más curvas, le ayudan a ajustarse mejor a la muñeca. V2 significa que el reloj tiene la otra medida disponible de la colección: 41 mm de diámetro (en vez de 43). Eso significa mayor número de clientes potenciales y mayor comodidad.
H69-10-BR-V2-92-STEEL-HERITAGE.jpg-1600px H23-01-BRV2-94-steel-Heritage.jpg-1600px

Al tratarse de relojes de aviación, el bisel –de aluminio– es bidireccional y sirve como regla de cálculo, mientras que se abrazan al pulso mediante pulseras de acero (con cierre desplegable) o caucho de alta resistencia. Crono y tres manecillas poseen cristal de zafiro abombado con fondo atornillado de acero.

SG-FACE_BRV2-94-Steel-Heritage_tropic.png-1600px SG-FACE_BRV2-94-Steel-Heritage_metal.png-1600px SG-FACE_BRV2-92-Steel-Heritage.png-1600px

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *